En Honor a Ocampo, debemos luchar por un acceso a la educación para todos: Víctor Serrato

Se capacita personal de CEDH en digitalización de expedientes, transparencia y acceso a la información
1 junio, 2018
Inicia CEDH revisión de albergues escolares
5 junio, 2018

En Honor a Ocampo, debemos luchar por un acceso a la educación para todos: Víctor Serrato

La Casa de Hidalgo rinde honores al ex gobernador de Michoacán, con motivo de su CLVII Aniversario Luctuoso.

 

Morelia, Michoacán; 03 de junio del 2018. El contexto social que vivió don Melchor Ocampo, no es diferente al actual: tanto entonces como ahora prevalecen ciudadanos diversos, dispersados y tratados con desigualdad, por tanto, en honor al pensamiento de Melchor Ocampo, hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para que el derecho humano a la educación sea accesible para todos, invitó el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Michoacán, Víctor Manuel Serrato Lozano.

Como orador oficial de la ceremonia conmemorativa del CLVII Aniversario Luctuoso de Melchor Ocampo, realizado por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Serrato Lozano recordó la relación entre Melchor Ocampo y la Universidad Michoacana, centrada en su interés por la educación superior, por la enseñanza de las cosas buenas y las virtudes, como parte fundamental del crecimiento humano en las sociedades desarrolladas de su tiempo.

Ante miembros del Consejo Universitario, funcionarios y directores de la Casa de Hidalgo presididos por el rector, Medardo Serna González, reunidos en el Aula Mater del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, definió la vocación de Ocampo como científico, cualidad intelectual tanto en su formación enciclopedista, como en su capacidad para encontrar los vínculos entre las leyes de la naturaleza, de la sociedad y el pensamiento, para extraer conclusiones y propuestas para transformar la realidad nacional de su tiempo.

Como gobernador de Michoacán (1846-1848), uno de los primeros actos de don Melchor Ocampo fue reabrir las puertas del entonces Colegio de San Nicolás, el 17 de Enero de 1847, cambiándole la denominación por una más laica: “Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo”, que actualmente tiene.

Don Melchor, no solo reabrió el Colegio, sino que decidió entregarle sus bienes más preciados: su biblioteca y accesorios de investigación, así como una parte de su cuerpo, su corazón, simbolizando la importancia del Colegio para su persona. Estos aún se encuentran en este recinto, recordó.

El Colegio de San Nicolás ha sido considerado, al igual que el corazón de Melchor Ocampo, el firme recuerdo y el gran orgullo del espíritu combatiente y transformador de la Universidad Michoacana, así como el instituto de estudios más antiguo de esta Máxima Casa de Estudios, creada en 1917 por el gobernador Pascual Ortiz Rubio, quien incluyó al Colegio como parte fundamental de la Universidad.

La Universidad transforma el pensamiento, definió el presidente de la CEDH, allega el conocimiento, procura el espacio donde crece y se nutre ese espíritu; no se nos olvide señores que aquí está el pupitre donde se forma el profesionista.

Hoy, que la discusión gira en torno a la insuficiencia presupuestaria, es pertinente recordar algunos valores supremos del ser humano, por ejemplo, la solidaridad, la sensibilidad, la mesura, la cordura, el compromiso y la pertenencia a una colectividad, para alcanzarlos resulta de vital importancia que todos podamos acceder al goce de un derecho imprescindible para lograr el crecimiento o desarrollo humano: la educación.

Víctor Serrato concluyó su mensaje conminando a los nicolaitas para continuar con el esfuerzo para que crezca la Casa de Hidalgo, que prevalezca su poder de transformar vidas, no se niegue un espacio para accesar a la educación y lograr en unidad y que se obtengan los recursos suficientes y las condiciones para que nada ni nadie se vea o se sienta afectado.

Posteriormente, el presídium conformado también por el coordinador general de Planeación Educativa de la SEE, Iván Fernando Barrales Alcántara, quien acudió con la representación del gobernador Silvano Aureoles Conejo; el secretario general del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana, Gaudencio Anaya Sánchez; y el regente del Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo, Aldo Ulises Olmedo Castillo, se trasladó a la Sala Melchor Ocampo en donde se encuentra resguardado el corazón del prócer mexicano, para montar una guardia de honor.

La comitiva, encabezada por la Banda de Guerra de la UMSNH, se trasladó a la Escuela Preparatoria Melchor Ocampo, en donde se montó otra guardia de honor, para luego emprender la marcha solemne rumbo a la Plaza Melchor Ocampo del Centro Histórico, precedidos de los estandartes y escoltas de las diferentes facultades e institutos de la Casa de Hidalgo.

En la plaza, nuevamente se montó guardia de honor para regresar al Colegio de San Nicolás en donde el rector Medardo Serna agradeció la presencia tanto del orador, como del representante del gobernador, así como de los miembros del Honorable Consejo Universitario, la Banda de Guerra Zorros y a los alumnos integrantes de las escoltas y los porta estandartes.

 

UNIDAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Comments are closed.